sábado, 8 de octubre de 2016

Los huevos NO aumentan los niveles de Colesterol

¿Eres de los que piensa que comer más de dos huevos a la semana es dañino para la salud?


Uno de tantos mitos desmontados.

Desde pequeños nos dijeron que consumir muchos huevos era malo y que estaba directamente relacionado con el aumento de los niveles de colesterol, entre otras cosas.
Sin embargo, con el paso del tiempo, diversos estudios científicos se han encargado de desmantelar esta creencia popular; hoy en día las recomendaciones son otras y si llevas una vida saludable, comer un
huevo al día no representa ningún riesgo para tu salud.

Revueltos, fritos, pasados por agua o escalfados, ¿cómo te gustan más? Lo cierto es que se pueden preparar de formas muy diversas y sabrosas, y seguro que los huevos nunca faltan en tu hogar a la hora del desayuno o en las tortillas con verduras del tiempo (espárragos, calabacines, setas, ajos tiernos…), ya que son económicos, nutritivos y fáciles de cocinar.


¿Son los Huevos malos para el colesterol? 

La Fundación Española del Corazón dice que no es necesario restringir el consumo de huevos en la dieta de personas sanas, afirmando que el mito de que los huevos aumentan los niveles de colesterol es erróneo.

Un huevo mediano tiene un porcentaje mayor de grasas insaturadas que de saturadas y contiene aproximadamente 200 mg de colesterol, cantidad que no solo no afecta a los niveles de colesterol malo o LDL en la sangre, sino que en algunos casos se ha comprobado que ayuda a elevar el colesterol bueno o HDL en el contexto de una dieta equilibrada.



Las maneras más saludables de cocinar un huevo El huevo es un alimento muy saludable gracias a la alta calidad de sus proteínas y al contenido en vitaminas y minerales. Siempre y cuando lo prepares de la forma correcta, puedes incluirlo en tu alimentación sin perjudicar a la salud.

A continuación te muestro unas cuantas alternativas para preparar los huevos de manera saludable y variada:


1) Huevos revueltos

Esta es la forma más fácil y rápida de preparar los huevos y la mayoría de las personas suelen hacerlo con aceite. Te recomiendo que los prepares con una cucharadita de aceite de oliva virgen extra (AOVE), pero si quieres reducir las calorías puedes reemplazar el aceite por un poco de agua o incluso leche desnatada, y tus huevos quedarán también muy sabrosos.

2) Huevos escalfados

Recomendados por la mayoría de los especialistas. Solo debes hervir agua, apagar el fuego, revolver el agua y agregar inmediatamente el huevo sin cáscara. Al cabo de 4 minutos tendrás un perfecto huevo escalfaco para comer con pan u otro acompañamiento.


3) Huevos casi fritos

A diferencia de lo que se suele creer, los huevos fritos también pueden ser una alternativa con reducción de calorías. Solo debes prepararlos en un sartén antiadherente con 1 centímetro de agua hirviendo, tapar y esperar a que estén listos.

4) Huevos pasados por agua

Esta es otra alternativa que recomiendan los especialistas ya que al estar cocinado solamente en agua hirviendo y con su cáscara, el huevo conserva todos sus nutrientes.

Recuerda, puedes comer huevos periódicamente, ¡pero también tienes que llevar una vida sana!

Ya lo sabes, la mala reputación de los huevos es un mito que va quedando en el pasado y si llevas una vida sana, no hay problema en consumirlos periódicamente, ya que son una excelente fuente de proteínas y nutrientes. 


¡Qué aproveche! 

Fuente: El Saber Culinario