martes, 20 de diciembre de 2011

Navidad, mi Cena Perfecta

Las mesas se visten de gala, Nochebuena y Navidad en el mundo cristiano rememora el rito ancestral de la raza humana de celebrar los eventos alrededor de una mesa ricamente adornada y con los mejores manjares que cada bolsillo se pueda permitir, hoy no quiero hablar de crisis, no toca.
¿Cual es mi cena preferida? pues se las voy a contar.

Me gusta el jamón, mucho, el pata negra anda por las nubes, así que me vale una buena paleta de cebo, que consigo por unos 50/60 euros y da para unos cuantos platos. Un lujo anual.
Mi casa también es mucho de Canapés, de embutidos, de sucedáneo de caviar, el Shikran de Makro es el mejor, de Salmón Ahumado que simplemente nos encanta, eso si, con su pan recien tostado, cebolla bien picadita y sus bolitas de mantequilla. Todo esto regadito con un buen Martini blanco bien frio y su gotita de Ginebra. Mmmm...


Ya en la mesa, se comienza con un buen caldito de gallina para ir sentando las madres, para luego seguir con los insustituibles langostinos a la plancha, cuanto más grandes mejor, como mínimo del nº 2, pero si nos lo podemos pertimir del 00, eso si que son langostinos!, también le podemos añadir unas Navajas a la plancha, pero no muchas que todavía falta, esto lo rociamos con un vinito blanco fresquito.


Ahora un buen sorbete de champán, delicioso, para ir preparando el estómago para un poco de carne. En este apartado yo me decanto por mis favoritas que son: el Cabrito al horno (una auténtica delicia) y la típica Pata de Cerdo Asada al horno, las dos acompañadas con sus papitas arrugadas, que no pueden faltar en ninguna casa canaria durante una celebración. Estas carnes se acompañan con alguna salsita casera de esas tan ricas. Esta parte la acompañamos con un buen Rioja, un reservita de 7 a 10€ va de cine.


¿Y los postres? ah mis amigos, los postres en Navidad merecen un capítulo aparte, en casa, aparte de las típicas golosinas navideñas, turrones, mazapanes, polvorones, etc... En Canarias hay un complento a estas golosinas, que son las Truchas, de pescado no, de repostería, son unas empanadillas dulces que se rellenan o bien de Batata o bien de Cabello de Angel (un dulce que sale de las Pantanas)y que están simplemente ¡riquísimas!, estas golosinas, siempre vienen precedidas de alguna tarta casera que nuestras madres y mujeres han hecho con gran cariño.
Aquí se abren las Sidras bien frías y comienza una larga sobremesa de conversaciones, risas, música, los eternos "desafinados", y todas cosas que hacen que la Navidad sea una fiesta tan entrañable.




Ah, al final de la cena suele hacer su "mágica" aparición Papa Nöel, una tradición anglosajona que poco a poco se ha ido metiendo entre nosotros, para deleite y disfrute de los más pequeños de la casa.

Esta es mi Navidad Perfecta.