domingo, 11 de septiembre de 2011

Críticas a la Dieta Atkins

El Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación en su Boletín de Abril trata del "Fin del reinado de la dieta Atkins". Una de las dietas mundialmente famosas que promete que puedes adelgazar rápido comiendo la cantidad que quieras de alimentos como tocino, carnes, jamón y huevos sin pasar hambre. Hace algunas semanas nos hacíamos eco de un estudio -experimento que analizaba las dietas más conocidas (Atkins, Ornish, The Zone y Weight) y que concluía: "nuestros resultados no apoyan la noción que las dietas muy bajas en carbohidratos son mejores que las dietas estándares, a pesar de evidencias recientes en sentido contrario." Duras críticas a la dieta Atkins El Consejo Europeo señala que la dieta Atkins hace caso omiso de todas las recomendaciones oficiales de una dieta saludable, permitiendo el consumo ilimitado de grasas (mantequilla, carne, huecos, lácteos...) y limitando verduras y frutas. Tambien tiene dudas de si la dieta Atkins funciona de forma efectiva en la realidad. Estas son las principales críticas: - Al principio: se pierde agua, no grasa Al inicio de la dieta Atkins se produce una perdidad de peso relevante, lo que indicaría que la dieta funciona. La drástica perdida de peso que se produce al comenzar la dieta Atkins se debe a la pérdida de agua, dado que el cuerpo empieza a utilizar sus reservas de carbohidratos (glucógeno que está unido al agua en el organismo) - Segunda fase: se inhibe el apetito Cuando se agota el glucógeno el cuerpo empieza a consumir grasas y tejido muscular para consumir energía. En ausencia de carbohidratos se produce cetona e inhibición de apetito. A medio plazo se produce un cansancio de los alimentos permitidos. A largo plazo, un año los resultados son similares a las de otras dietas. - Dieta poco saludable Es rica en grasas, especialmente en grasas saturadas. No parece muy indicada en relación con la salud preventiva de enfermedades que afectan al corazón. Es perjudicial para los riñones, dado que su elevado contenido en proteínas hace que estos tengan que eliminar los desechos de las mismas. No es equilibrada nutricionalmente (priva de verduras, frutas, alimentos con fibras y antioxidantes). No es una dieta adecuada para protegernos de afecciones cardiacas y cáncer. Actualmente -afirma en el Boletín- se están realizando estudios científicos para examinar los efectos en la salud a largo plazo de una dieta tan desequilibrada. En definitiva, una llamada de atención a los partidarios de este tipo de dieta. Si funciona, puede tener un alto coste para la salud. Y con el tiempo se comprueba que no funciona tanto... Es fácil recuperar el agua... pero mientras habremos dejado a nuestro cuerpo sin antioxidantes y ricas sustancias que nos ayudan a prevenir graves enfermedades.