sábado, 20 de agosto de 2011

Vieja Guisada

Si en el mar hay un pescado delicado por su textura, ese es la vieja, pez bravo en la lucha contra el pescador y delicioso en el plato

Ingredientes:

- 1 Vieja fresca entre 500 y 750 gr. (por persona)
- Agua (si es posible, que sea agua de mar)
- 1 Cebolla
- 1 Pimiento
- 1 Tomate
- 2 Hojitas de laurel
- Sal
- Pimienta

Así se hace

Se hace un caldo con el agua, la cebolla pelada y partida en dos, el tomate pelado y cortado en 4 trozos, el pimiento troceado y bien limpito, las hojitas de laurel, la sal y la pimienta. Se pone a fuego medio como mínimo media hora para que se mezclen bien los sabores.
Cuando esté el caldo listo, se pone la Vieja con mucho cuidado, piensen que es un pescado muy delicado, y se baja el fuego, para que se vaya haciendo a fuego lento. El tiempo depende del tamaño, es cuestión de ir probando, el resultado tiene que ser un pescado con toda su piel intacta y que los trozos se desprendan de la espina sin esfuerzo, calculen más o menos 10/12 minutos (es mejor quedarse un poco corto que pasarse, eso sería estropear la Vieja).
Hay un truco que usan los expertos para saber cuando una Vieja guisada está en su punto: Fijarse en la pequeña aleta ventral que en crudo está pegada al cuerpo, hay que estar atento y cuando la aleta se despega y se abre es que ya está en su punto.
Al final se sirve con un poquito de aceite de oliva, vinagre y una pimienta verde picona y se acompaña con unas papitas arrugáas.
Le va muy bien un vinito blanco fresquito.

¡Qué aproveche!